CUARESMA 2018: 1º semana

cuaresma 2018Una tarde fría de Febrero hemos salido del seminario, en dirección a la policía municipal de Zamora, muy amablemente nos han recibido y hemos preguntado por José Vidales Hidalgo, Policía Municipal desde hace dieciséis años, padre de familia y cristiano no solo de nombre sino de esos que lo llevan en el carné de identidad. Tras saludarnos nos hemos sentado dispuestos a charlar un rato, charla regada por un café caliente para combatir el frío Febrero de las tierras zamoranas. Así fue nuestro agradable diálogo

 

Buenos días Vidales, porque así te llama todo el mundo
(risas) Buenos días chicos
Un trabajo no siempre fácil el tuyo y en ocasiones difícil de compaginar con el ser cristiano
¿Difícil? No, creo que no. Por mi trabajo, no debo de distinguir entre regiones, política, ideologías ni razas. La ayuda al prójimo, ante la necesidad de este, y  la educación de los niños y jóvenes en valores, considero que es algo importantísimo y fundamental. Puede resultar curioso pero fue en mi vida cristiana, en la que descubrí la vocación a la policía.
¿Y qué es para ti ser cristiano, como lo vives en tu día a día?
Para mi, ser cristiano, es mantener una constante relación con Dios. Ser cristiano implica esforzarnos por imitar el ejemplo de Cristo durante toda la vida. Me he criado y educado en una familia humilde y con un fuerte componente religioso. Vivo como cristiano en el día a día, en el entorno de mi hogar y en la educación de mis hijos, en mi vida familiar y en mis relaciones con los demás. Mi día a día lo vivo como cristiano en mi puesto de directivo en la Cofradía de Nuestra Madre de las Angustias y en otras obras de carácter religioso-social, además de la parroquia y los actos religiosos.
La Cuaresma nos invita a convertirnos ¿crees qué el mundo necesita convertirse?
En la actual sociedad resulta cada vez más difícil ser un cristiano coherente, pero no podemos caer en el desaliento de la tentación. A pesar de todo siempre debemos buscar el camino de la conversión a Cristo, pues esta no es otra, que un cambio de actitud hacia el pecado, generando arrepentimiento y a su vez un cambio también de conductas. 
Tu trabajo en el fondo consiste en intentar cambiar el mundo desde la paz ¿cómo un trabajador como tú, cristiano, siente y vive los atentados más recientes en las Ramblas o en París o el ya lejano 11M?
Cada vez que los medios de comunicación o en las redes sociales, son asaltadas brutalmente, por las imágenes de este tipo de atentados contra la tranquilidad y la paz de una sociedad, basados en la más cruel de las barbaries contra ciudadanos inocentes. Mi interior, no puede más que estremecerse, a la vez que se hace un nudo en el estomago y se parte el corazón por el sufrimientos de tantos ciudadanos inocentes, que por circular por un determinado lugar, en una determinada hora, ven truncados sus sueños y sus vidas son teñidas de la más dura y cruel injusticia. Y lo peor de todo, es que en mi cabeza, no cabe la razón ni la lógica de tanto odio y sufrimiento y que por más vueltas que le doy, no encuentro razones ni motivos para ese tipo de atentados a la vida y a la libertad.
Yo, que no hace muchos años, pude disfrutar de un paseo por interior del zoco de Damasco en Siria, a día de hoy, no puedo creer todavía las imágenes de la destrucción, la barbarie, el terror, la violencia y el odio que se suceden en ese lugar.
Aún queda mucho camino por recorrer y ahí estáis vosotros intentando #cambiarelmundoconlapaz. Muchísimas gracias por este rato y por tu atención y sinceridad.
Es siempre un placer chicos.

 

Aquí queda el testimonio de quien intenta cambiar el mundo buscando la paz, esto no es locura ni utopía, es de justicia. Quedan aún 36 pasos para cambiar el mundo ¿te atreves?