ADVIENTO 2016

La historia de la Salvación está marcada por las manos. Dios utiliza las manos del hombre para mostrarnos su gloria.

Se sirvió las manos de Noé para construir el arca, las manos de Moisés alzadas hacía que el pueblo venciese, Se sirvió de las manos de un carpintero como era José y las manos delicadas de María para darle caricias a su Hijo, las manos de los Evangelistas nos han dejado bellamente impresos los pasos de Dios por esta tierra y su buena noticia, los artistas han plasmado con sus manos la belleza que lleva a Dios. Dios se sirve de nuestras manos para llevar a otros a Dios.

Por este motivo queremos que esta campaña de Adviento 2016, sea #ponTuMANO, en ella descubriremos como personas han acercado a otras a Jesús, al Jesús que viene, que se hace un hombre, Dios con nosotros; cuyas manos curarán, bendecirán y serán traspasadas por amor.pontumano